¿Quien llama?

cuentos de terror ouija

Un grupo de amigos adolescentes, se encontraban pasando un fin de semana muy aburridos , en casa de uno de ellos, sin nada que hacer más que verse las caras uno de ellos comentó a sus compañeros que su abuela guardaba una tabla Ouija dentro de su armario, y se hicieron un plan para extraerla sin que ella se diese cuenta.

Una vez logrado su cometido, se dirigieron a un terreno baldío a unas cuantas calles y empezaron a «jugar», colocados en círculo alrededor del tablero iniciaron la sesión:-¿hay alguien ahí?-, un ligero viento sopló en los alrededores, levantando las hojas seas del suelo, y meciendo los pequeños arbustos entre los cuales se escondían.

Después de unas risas nerviosas continuaron haciendo preguntas; tonterías en su mayoría, pero, cuando a uno de ellos se le ocurrió preguntar: -¿estás aquí con nosotros?-, la entidad contactada respondió afirmativamente, y tocó el hombro a cada uno de ellos al mismo tiempo. No pudieron hacer más que salir corriendo y dejar todo detrás.

Más tarde cuando todos se encontraban dormidos en sus respectivos hogares, uno tras otro les fue sonando el teléfono, respondían porque el numero pertenecía una de las chicas, pero; obtenían por respuesta solamente el silencio absoluto y después se cortaba. Un par de ellos decidieron devolver la llamada, pero no obtuvieron respuesta.

Al día siguiente tratando de indagar que había pasado, descubrieron que la chica había olvidado el teléfono en el baldío, y cuando fueron a recogerlo, lo encontraron sobre el tablero… estaba timbrando… la chica lo toma entre sus manos con mucha desconfianza y responde nerviosa: -Hola, ¿quien llama?- y simplemente obtiene una seca y desenfadada respuesta diciendo: -Aquí sigo-. El viento sopla de nuevo, las hojas secas crujen, alguien se acerca… y todos salen corriendo.

Visita otros cuentos que pueden interesarte en: cuentos cortos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *