Archivo de la categoría: Leyendas

Leyendas

Amigas por Siempre

leyendas urbanas amigas por siempre

Año 1982. Alicia y Sara ambas de 15 años, se convirtieron en las mejores amigas. Alicia era alegre y extrovertida y Sara era muy tímida y callada. Aun así, un día hicieron un juramento de sangre, para ser amigas por siempre y si perdían contacto, la primera en morir le avisaría a la otra.

Ambas se practicaron un corte con una navaja en el dedo índice de la mano derecha, y sellaron el pacto a la luz de unas velas. Pasaron los años. Alicia terminó sus estudios, tenía un buen trabajo, una casa preciosa y una familia maravillosa. Había pasado mucho tiempo sin saber de Sara, pero se acordaba de ella cuando se veía la cicatriz en su dedo. Sigue leyendo

La Enfermera decapitada

Según cuenta la leyenda, existió hace algunos años una enfermera muy hermosa, que preparaba con ansia su próxima boda con un reconocido medico. Ambos eran jóvenes y trabajaban en el mismo hospital. Tenían todo listo, solo faltaba entregar las invitaciones. Ya que el joven no era de esa localidad, tuvo que trasladarse por carretera hasta su ciudad natal e invitar a amigos y familiares más cercanos.

Desafortunadamente en el trayecto, sufrió un accidente de tráfico en el cual perdió la vida, el dolor para su prometida era demasiado intenso, a pesar de que las familias se unieron para brindarle apoyo, nada fue suficiente y unas pocas noches después la chica decidió terminar con su dolor. Sigue leyendo

El asesino del coche

leyendas urbanas asesino del coche

Cierta joven hermosa había salido de un bar ya entrada la madrugada, sus amigas decidieron quedarse un poco más, por lo que regresaría sola. Mientras se quitaba los tacones, un hombre no muy bien parecido le sonrió mientras subían cada quien a su coche.

Salió la chica primero y vio que el hombre se apresuraba por hacerlo también, pasadas algunas calles, se dio cuenta que el auto no se le despegaba, pensando que probablemente el hombre quería invitarla a otro lugar o en el peor de los casos, llevarla a la fuerza. Aceleró, por un instante lo dejó atrás, pero cuando esperaba la luz verde del semáforo, este le dio alcance y se emparejó a su auto sin importarle quedar en sentido contrario. Sigue leyendo

El Fantasma de Montrose

leyenda el fantasma de montrose

El 27 de mayo de 1913, el teniente Desmond L. Arthur piloteaba su aeronave sobre la base aérea de Montrose en Escocia, realizando ejercicios de prueba frente a cientos de testigos, pero su avión falló, precipitándose a tierra, el piloto no sobrevivió al choque. Tres años más tarde, cuando fue cerrado el reporte oficial del accidente, el mayor Ciryl Foggin, un alto oficial de la base, vio al fantasma de Arthur caminando delante de él. Vestía su uniforme completo, el casco de cuero y las gafas de piloto.

Desde ese momento la presencia de Arthur fue constante. Se lo veía lo mismo de noche que de día, caminando en los comedores, dormitorios, atravesando las puertas y paredes de la base. Sigue leyendo

El Cumpleaños Maldito

leyendas urbanas maldita

Tres amigos mataban el aburrimiento jugando a la Ouija. Hacían el último intento después de no obtener resultados. La moneda sobre la que posaban sus dedos se empezó a mover, los chicos se burlaban aunque en el fondo estaban muy asustados, haciendo preguntas estúpidas. Quien respondía era el espíritu de una niña de 5 años llamada Anastasia, dijo haber sido asesinada por su madre en esa misma casa.

Pasado un rato uno de ellos tuvo que irse y los demás lo siguieron. Al día siguiente, se conectaron con la niña otra vez. Pero de nuevo alguien tuvo que marcharse, a la misa de un familiar difunto, pero los demás continuaron. Cuando el muchacho regreso de los servicios fúnebres, se encontró con la sorpresa de que sus amigos estaban hablando con Lucifer, y le dijo a una chica que acabaría con ella y con su padre en un día especial. Nuevamente los chicos se burlaron del hecho y lo dejaron al olvido. Sigue leyendo

Leyenda del Holandés Errante

leyendas de terror Holandés Errante

Navega si rumbo, surcando las olas, un navío maldito. Condenado a vagar eternamente como castigo a su capitán, que no toca puerto desde hace cientos de años. El velero es siempre visto en la distancia, a veces resplandeciendo con una luz fantasmal, saliendo de una densa bruma. La leyenda del Holandés Errante (De Vliegende Hollander ) es casi ya un mito entre los marineros, su fama ha sido tal que hoy se conoce en todo el mundo, desencadenando una serie de distintas versiones.

A lo largo de los años la gente ha llegado a pensar que el Holandés Errante es el barco mencionado, pero la historia en realidad se trata del Capitán, cuyo nombre no está claro, ni siquiera el tiempo en que sucedió, lo que se conoce con detalle es una maldición. Sigue leyendo

Vigila las patatas

 Vigila las patatas,leyendas cortas

En una pequeña ciudad, en medio de la carretera, había un pequeño bar, un humilde negocio familiar. El padre con mucha ilusión trataba de iniciar el interés de su hijo en lo que sería su herencia, así que lo contrató por todo el verano, que era la época de mayor movimiento debido a la enorme cantidad de turistas que llegan a la ciudad en esas fechas. El hijo no estaba muy ilusionado, aparte de no ser muy trabajador, le habían arruinado todos sus planes de divertirse durante el verano. Tratando de no cargarle mucho la mano, para que empezara a tomarle gusto a las obligaciones, su padre le encomienda pocas tareas y todas ellas fáciles. Sigue leyendo

Leyenda del Callejón del Muerto

Leyenda del Callejón del Muerto

Allá por los años de La Llorona, cuando en México pasaban cosas increíbles y asombrosas, vino a Toluca un extraño y misterioso matrimonio formado por Don Carlos López y Mendoza un viejo español, muy entrado en años, de aspecto huraño, y antipático y Carmen una encantadora muchacha de tez pálida y morena, poseedora de unos ojos que alumbraban como luceros.

El matrimonio ocupó una de las casitas del callejón de esta leyenda, casa que, por su lujo, por la riqueza de sus muebles y por el ambiente de misterio que rodeaba a sus moradores, había cautivado por completo la atención y la curiosidad de los desocupados y murmuradores vecinos del barrio del Carmen.

Algo muy grave debía haber entre ambos, porque nunca se hablaban a la hora de las comidas; la señora se pasaba la mayor parte del día encerrada en su recámara, llorando inconsolablemente y besando el retrato de un niño pequeño que se le parecía mucho, un día en medio de un mar de lágrimas, sollozando desesperadamente, la mujer demandaba con voz conmovedora: – ¡Carlos, mi hijo!, devuélveme mi hijo! – Sigue leyendo

Mañana traeré más

Después de la rendición de la Segunda Guerra Mundial, Alemania se encontraba en decadencia. Aunque la guerra ya había terminado dejó detrás una ola de desgracias tal que sus ciudades más bien parecían pueblos fantasmas, Alemania fue dividida en cuatro zonas de ocupación militar, algunos habitantes huyeron o fueron evacuados, millones fueron expulsados, pero lamentablemente también millones murieron como resultado de una evacuación alemana mal planeada, bombardeos, hundimientos de barcos de refugiados, de hambre y privación durante largas marchas durante el frío glacial, en los trenes de expulsión, en campos de reasentamiento o asesinados por tropas de saqueo y por habitantes locales. Sigue leyendo

Leyenda de La Descarnada

leyendas de terror La Descarnada

En las carreteras desoladas del Salvador, sobre todo a la que va de Santa Ana a Chalchuapa, suele aparecer una mujer de gran belleza: sola, con ropas provocativas y actitud sensual y coqueta, pidiendo aventón al borde del camino, esperando al incauto que la recogiera.

Haciendo uso de su gran belleza, provocaba a los hombres, haciéndolos detenerse con la esperanza de ser recompensados por alguna caricia de la espectacular dama. No faltaba el varón que se detuviera para preguntarle a donde iba, la misteriosa mujer respondía siempre: -A un sitio no muy lejano-. Así ninguno de los hombres nunca dudaban en subirla. Una vez dentro del vehículo, la mujer los miraba de manera provocativa, se movía de manera muy sensual, y los seducía en un instante. Sigue leyendo