Archivo de la categoría: Leyendas cortas

Leyendas cortas

El Perro Atragantado

cuentos cortos perro atragantado

Después de realizar las compras una familia regresa a su casa, al llegar a la habitación se encuentra al perro rascado la puerta del armario. Su hocico está lleno de sangre y el animal no deja de toser como si estuviera atragantado. El hombre temiendo que el perro haya sido envenenado lo lleva de inmediato al veterinario, mientras su mujer e hijo lo esperan en casa.

Al llegar al veterinario lo atienden de inmediato, se dan cuenta que el perro tiene un corte muy profundo en el hocico. El corte es muy limpio, como hecho con un cuchillo. Cuando la anestesia hace efecto, buscan lo que le impide tomar aire. Envuelto en sangre sacan un objeto que a primera vista no pueden identificar, al limpiarlo un poco se dan cuenta de que es un dedo humano que parece haber sido arrancado de un mordisco por el animal. Sigue leyendo

Leyenda de la Mujer Tóxica

En la tarde del 19 de Febrero de 1994, Gloria Ramírez de 31 años, entró al área de urgencias Hospital General de Riverside California. Agonizando a causa de un cáncer de útero avanzado

Cuando la despojaron de la ropa, las enfermeras vieron que su piel brillaba de manera intensa, parecía cubierta de aceite y despedía un fuerte olor semejante al ajo. Cuando la enfermera le sacó sangre, detecto un misterioso olor a amoniaco. Era como si la aguja hubiera atravesado una tubería de gas tóxico que iba invadiendo el hospital. Luego de unos minutos, las personas cayeron desmayadas a su lado. Primero cayó la enfermera, luego la doctora Julie Gorchynski, luego otro, y otro. Los afectados temblaban, les ardía la cara y la piel, vomitaban y caían dormidos. Veintitrés personas se vieron afectadas. El área fue evacuada, y la unidad de descontaminación avisada. Sigue leyendo

El ultimo regalo de una Madre

leyendas urbanas  Madre

Se cuenta en Estados Unidos una Leyenda, la cual dice que: Un Sacerdote católico al terminar su misa se dirigió hasta una peligrosa región conocida por ser hogar de traficantes, prostitutas y drogadictos. Llamó a la puerta de un viejo apartamento tres veces y fue atendido por un joven de muy mal aspecto, sucio y ojeroso.

El joven no estaba para nada complacido con la visita y de mala gana se dirigió al Cura: -¿Que quiere?-,-Estoy aquí para darle los últimos sacramentos a un moribundo- le respondió el Padre, pero el muchacho lo corrió de forma grosera, el religioso se disponía a marcharse, pero vio a lo lejos en un pasillo oscuro algo que le llamó la atención y lo motivó para insistir: –Solo le pido que me deje cumplir con la petición de la mujer amorosa y cristiana que por la mañana me suplicó que viniera- dicho esto el sacerdote apartó con determinación al joven de la entrada y se abrió paso. Sigue leyendo