La sombra

cuentos de terror cortos sombra

Un contento hombre conducía con gusto llevando a su familia hasta un bello lago donde él pasó las mejores vacaciones de su vida cuando niño, desgraciadamente; en un segundo de descuido, se impactó de frente contra un auto, en el cual viajaba otra familia que regresaba de sus vacaciones. El accidente fue muy aparatoso, los autos quedaron desechos, tres personas murieron y el resto quedaron muy heridos… el hombre que se dirigía al lago, pasó tres meses en coma.

Al despertar, no recordaba nada, le costó mucho trabajo adaptarse a su entorno. Los días pasaban y él se mostraba algo inquieto, le comentaba al doctor que constantemente veía una sombra, y este le decía que probablemente se trataba de su cerebro recuperándose de múltiples daños.

 

Esto no calmaba al hombre, pues esa sombra era muy real para él, cada vez estaba más cerca, los espiaba mientras dormía y en ocasiones había intentado tocarlo… comenzaba a sentir temor. Esa noche en especial no podía conciliar en sueno, aquel ente estaba parado en la puerta, viéndolo fijamente, acechando… no se movía, solo estaba ahí, quieto…

Transcurridas un par de horas de incontrolable tensión, el hombre grito: -¿Qué es lo que quieres de mí?, ¿Por qué no me dejas en paz?-, entonces la sombra avanzó a paso lento hacia él, mientras el hombre encogía sus pies sobre la cama, con el estómago anudado por el inmenso terror.

La sombra se pone ante su rostro, y le dice: -Devuélveme mi cuerpo… en aquel accidente que tuvimos resultaste muerto, pero volviste, tomaste mi cuerpo, robaste mi familia y me dejaste en las tinieblas

Autor: Cuentos Cortos.

Visita otros cuentos que pueden interesarte en: cuentos cortos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *