La Amiga del Parque

cuentos de terror la amiga del parque

Rocío se había propuesto salir a correr al parque cerca de su casa, tiempo atrás y por fin se había llegado el día de cumplirlo. Estaban por dar las nueve de la noche, y el lugar estaba quedando solo, aun así, la joven comenzó con un trote lento, después de unos cuantos pasos, otra chica la alcanzó, y se hicieron compañía largo rato, platicando de cualquier cosa, el tiempo se pasó volando. Se cayeron tan bien, que intercambiaron datos, y planear luego alguna otra actividad.

 

Al siguiente día, Rocío llamó a su nueva amiga para invitarla a tomar un café junto a otras personas, pero no tuvo suerte, respondió una mujer que sonaba algo afligida, después de dar las buenas tardes Rocío preguntó por la muchacha del parque, pero el lugar de obtener una respuesta, azotaron la bocina tan fuerte que le lastimó el ruido.

Un poco confundida acudió a su cita, aunque estaba pasando un buen rato, no dejaba de pensar la forma tan grosera en que fue tratada en aquella llamada, y después de terminada la reunión, se dirigió a la casa de la chica que había conocido el día anterior.

Una mujer mayor le abrió la puerta, las dos fueron amables, pero cuando Rocío preguntó por la chica, la anciana trató de echarla de su casa, de forma apresurada Rocío le explica que el di anterior conoció a una chica en el parque, y le dio esa dirección, y que estaba algo preocupada por no encontrarla, a lo que la anciana responde con un gesto de desacuerdo: -Aquí no podrás encontrar a mi hija, murió hace más de dos años mientras corría en ese parque, si tanto quieras verla, anda al cementerio… ahí debería estar…-

Después de tan increíble frase la anciana cerró la puerta, dejando a Rocío inmóvil, congelada de la impresión en la entrada de su casa…

Visita otros cuentos que pueden interesarte en: cuentos cortos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *