En el pegamento de los sobres

leyendas urbanas pegamento de los sobres

Aunque las personas suelen pensar que en estas épocas, utilizar sobres ya es algo del pasado, aun existe mucha gente que por una u otra razón se ve en la necesidad de usarlos, y tienen como costumbre chupar el pegamento para que este se active… lo cual parece buena idea en ese momento, pero en realidad no lo es… si no lo cree, atienda al siguiente relato.

Una mujer trabajaba en una oficina de correos en California. Un día la esponja que utilizaba para mojar el pegamento de los sobres, estaba seca, y para evitar moverse de la silla, simplemente lamió los sobres y las estampillas. Realizó la operación varias veces, hasta que se cortó la lengua, simplemente limpió la sangre y no le dio más importancia.

Una semana más tarde notó una rara hinchazón en su lengua. Fue al médico, pero no le encontró nada raro. Su lengua no estaba dolorida ni enrojecida. Unos días más tarde, su lengua comenzó a hincharse más y dolía demasiado, a tal punto que no podía comer. Regresó al hospital y exigió que le hicieran algo. El médico le tomó una radiografía de la lengua y notó un bulto en su interior. La preparó para una cirugía menor y cuando le abrió la lengua, una cucaracha viva salió arrastrándose, ante los ojos incrédulos del personal médico.

El parecer, el pegamento de los sobres tenía huevos de cucaracha. Entró uno en la lengua por la herida, y pudo incubarse dentro de ella gracias a la saliva y a que estaba caliente y húmedo.

Esta es una historia real que informó la cadena CNN. Andy Hume escribió lo siguiente: -Yo trabajaba en una fábrica de sobres. Es difícil creer lo que flota por ahí en esas bandejas aplicadoras de goma. Hace años que no lamo los sobres-.

Más cuentos en: cuentos cortos


5 pensamientos en “En el pegamento de los sobres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *