El Payasito Musical

cuentos cortos payasito musical

Antes de acostarse Ana vio por la ventana un camión de mudanza. Nuevos vecinos habían llegado a vivir a la casa de al lado. En la madrugada la despertó una suave música, las ventanas de las dos casas estaban muy cercanas, así que Ana alcanzo a distinguir la sombra de una pequeña que jugaba con una caja musical. Y así sucedió tantas veces, que estaba realmente fastidiada de aquella música.

Una de tantas madrugadas, fueron llantos lo que escuchó, la pequeña pedía a gritos su juguete. Ana encendió la luz, y se encontró con un pequeño payasito tirado en el suelo, con los brazos caídos y con un aspecto sucio y descuidado lleno de tierra y manchado tal vez por el uso y el tiempo. De momento pensó en deshacerse de él para que no la despertaran más de sus dulces sueños, pero los llantos de la niña la conmovían y decidió regresarlo, aunque fuese ya de madrugada, a fin de cuentas todos en la casa se habrían despertado con los gritos de la pequeña.

En la casa vecina la atendió un anciano, al verla con el payaso en manos se puso pálido de la impresión. -Disculpé soy su vecina de al lado, vengo a devolver esto, parece que alguien lo arrojó por la ventana de mi habitación-. Ana realmente pensaba que alguien en la casa estaba tan fastidiado de la música, que habían decidido deshacerse del muñeco arrojándolo desde la habitación de la pequeña. Pero se llevó una gran sorpresa cuando el anciano le dijo: -Ese muñeco es de mi nieta. Pero no entiendo como llegó hasta aquí. Ella murió hace más de diez años y por amor que le tenía al payasito lo enterramos con ella-.

Más cuentos en: cuentos cortos


2 comentarios en “El Payasito Musical

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *